Cómo utilizar un código QR para una experiencia positiva de marca.

Cómo utilizar un código QR para una experiencia positiva de marca.
18 Nov 2015

Cuando recorremos el Customer Journey Map  de nuestros clientes, una de las características fundamentales es unificar canales y medir lo que estamos haciendo. En el ámbito online esto parece resultar más sencillo, pero cuando nuestro discurso de marca se desarrolla en tres dimensiones, no lo parece tanto. El código QR  crear un puente entre la comunicación offline – online y la hace más entretenida y dinámica.

Los códigos QR Code (Quick Response Code) han comenzado a utilizarse desde la década de 1990, pero recién han tomado verdadera relevancia con la adopción generalizada de los teléfonos inteligentes , mejoras en conectividad y hotspots, apareciendo ahora por todas partes, desde las paradas de autobús a posavasos (de hecho, si no estás leyendo este post desde el móvil, es probable que hayas escaneado el código QR de la imagen de portada…)

Según un informe de la Fundación Telefónica a principios de año, la tasa de penetración de smartphones en España en los últimos dos años ha pasado del 63% al 81%. Es decir que 8 de cada 10 móviles tienen estas características, una cámara decente y conectividad. De hecho, los últimos iPhones ya vienen de serie con una aplicación de lectura de QR Code.   Además este mismo informe, nos dice que existen 23 millones de usuarios activos de aplicaciones que realizan 3,8 millones de descargas diarias de aplicaciones y entre ellas, las de QR code.

Ya he comentado algunas ideas locales de cómo aplicar el código QR como parte de una estrategia de guerrilla marketing , pero lo bueno es que el QR Code es gratis y solo está limitado por nuestra imaginación y algunas buenas prácticas para pasar a convertirse en una manera fácil y atractiva de sorprender y deleitar a los consumidores.

Veamos algunos ejemplos de campañas creativas de código QR que han enriquecido la experiencia de marca y ofrecido un valor real a los clientes.

1- Vía pública.

Con esta campaña de Victoria Secret han hecho un gran trabajo para atraer a la gente a escanear el código QR y “Revelar el Secreto de Erins”, para obtener la imagen completa. Una vez que se escanea el código QR, se muestra la imagen producto completo, y los usuarios pueden comprarlo o buscar en línea otros productos de la colección.

Victoria-Secret-germangorriz

2-  Contenido adicional para mejorar la experiencia del usuario.

Galerías de arte como el Museo de Cleveland, utilizan el código QR en las exposiciones junto a las obras, para dirigir a los visitantes a través de audio tours o para proporcionar información en profundidad sobre la misma.

Museum-Cleveland-germangorriz

3- Sobre el lineal

Como si de una compra online se tratase los clientes pueden comprar en una tienda sin pérdida de tiempo o necesidad de cargar con bolsas pesadas. Además este uso permite colocar promociones puntuales por tiempo limitado, aplicar cross-seling o packs para determinados productos. Una experiencia de compra que puede ser muy entretenida para una actividad generalmente rutinaria.

Qr-lineal-germangorriz

4- Opiniones interactivas. VoC

Una forma rápida y útil de conocer la opinión de los clientes es dirigirlos directamente hacia el formulario adecuado. Valoraciones de servicio u otras consultas, son algunas de las aplicaciones que empresas como Yelp o TripAdvisor utilizan para sus usuarios. Starbucks por ejemplo, incluyó directamente en su aplicación un lector de código QR para poder votar una nueva mezcla de café.

starbucks-germangorriz

5- Pagos a través del móvil.

Zapper por ejemplo, es una empresa que comercializa un sistema de pago a través de un app con lectura de QR code. El ticket del establecimiento sale impreso directamente con un código QR que el cliente solo debe escanear con su aplicación y realizar el pago sin necesidad de hacer nada más. Además puede permitir que los clientes dejen una propina por el servicio y tiene una función muy útil para dividir la cuenta de forma sencilla.

zapper-germangorriz

Uno de los mayores usos del código QR se da en las comunicaciones impresas, que gracias a este, se convierten en interactivas. Por ejemplo, hasta ahora era muy difícil saber si los lectores de una pieza de marketing directo en el buzón tomaba acción o simplemente desechaban el correo sin siquiera ojearlo.

El código QR impreso, permite hacer un seguimiento del “call to action” dentro de la pieza creativa y además extiende su uso y enriquece la experiencia del cliente con contenido online interactivo.

El correo tradicional lejos de estar en decadencia, goza de muy buena salud según un estudio de ELMA  (European Letterbox Marketing Association) quien asegura que el buzoneo en Europa incrementa su volumen en un 2,2 % y calcula que los receptores pasan más de 30 minutos leyendo las ofertas de su buzón. ¿Cuánto más larga sería la vida útil de un correo tradicional si le añadimos contenido interactivo o multimedia extra?. Hoy en día es muy fácil hacerlo con códigos QR dinámicos los cuales se pueden modificar en cualquier momento aunque ya se haya impreso.

Algunos tips para un código QR exitoso.

1- Pensar bien cuál es su propósito y uso.

El QR Code en si no es una estrategia de comunicación, es solo un enlace a parte de una experiencia que deseamos que tengan nuestros clientes. Debemos pensar realmente como se va a utilizar, si el contenido que ofrece aporta valor y mejora la experiencia del usuario y si está en el lugar adecuado. Un QR code en un coche en movimiento o en un cartel del otro lado de las vías del metro no son fáciles de escanear.

2- Su usabilidad

De nada sirve contar con un incentivo fabuloso si el usuario no llega a él. Los códigos QR son una experiencia innata móvil, por lo que el contenido que se trasmita a los consumidores debe desarrollarse en un landing page o web site adaptada para móviles. Además de un web site responsive, debemos testear primero la funcionalidad de QR code con diferentes móviles y navegadores.

Muchas veces el diseño parece primar sobre la usabilidad. Debemos tener en cuenta las situaciones de uso e iluminación por ejemplo, para que la cámara del móvil pueda escanear el código sin problemas. No hace mucho tiempo me entregaron una tarjeta personal con código QR que “en teoría” contenía todos los datos de contacto de esa persona (vCard). Digo en teoría porque, el QR Code era tan pequeño, que después del tercer intento de escaneo desistí.

3- Simplificar y medir

Cuanta más información se intenta introducir en un código QR, más pequeños se vuelven los puntos de este código y por lo tanto más difícil resulta escanearlo. Si posee una dirección web muy larga, una forma sencilla es utilizar un URL shorter. Sitios como goo.gl o bit.ly permiten además de acortar esa información, hacer un seguimiento de quien ha accedido a ella, desde que dispositivo y en que país, entre otros datos. De esta forma podemos tener un tracking de cualquier tipo de contenido que asignemos al código.

La búsqueda de una experiencia de marca más enriquecedora nos conduce hacia la movilidad, comodidad y conectividad “always-on”. Esto constituye una gran oportunidad para que las empresas se beneficien realmente de los códigos QR, con rasgos característicos como: velocidad, movilidad, eficiencia, resultados medibles, y la conveniencia de conectar a través de canales multimedia.

Aunque algunos auguraban su fin,  todavía le queda mucho camino por recorrer a esta tecnología, que a día de hoy sigue siendo el mejor puente de contacto entre lo on y off line en una estrategia omnicanal.

¿Cuál es tu experiencia con QR code?  ¿Algún uso diferente? Comenta y comparte 😉

Foto: Ferand


Share

german gorriz

Actualmente, desde Barcelona, imparto formación y ayudo a empresas y profesionales a optimizar sus marcas, crear clientes embajadores a través de experiencias memorables, e impulsar las ventas utilizando estrategias de marketing y comunicación online & offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *