¿Por qué las PyMEs necesitan una Marca sólida?

¿Por qué las PyMEs necesitan una Marca sólida?
13 Ene 2016

La pregunta tiene trampa (ahora veremos cual es), pero si eres una pequeña empresa, autónomo o emprendedor lo más probable es que creas que el desarrollo de una marca es para los grandes nombres y que la pequeña empresa debe seguir haciendo su trabajo lo mejor posible y como resultado, como fruto de ese buen trabajo, el mercado caerá a sus pies.

O tal vez puedas creer en el concepto e importancia de la gestión de una marca pero su desarrollo, el branding, queda supeditado a una larga lista de tareas del día a día para mantener a flote el negocio, a los clientes contentos y los ingresos estables. Esto es más que comprensible y la realidad de muuuchas empresas hoy en día.

Sin embargo (y aquí la explicación de la trampa), si tienes un negocio, eres emprendedor o autónomo “ya Tienes una Marca”. Lo que hagas con ella y como la desarrolles o no, es otro tema.

Antes que nada, esto no es nuevo, ya en la antigua Grecia los alfareros imprimían o marcaban sus cerámicas con símbolos que los identificaban (los inicios del logotipo). De hecho, la palabra “brand” proviene del nórdico antiguo “brandr” que significa “quemar” incorporado por los anglosajones y utilizado por los granjeros cuando marcaban su ganado para diferenciar la calidad del mismo respecto a otros ganaderos.

¿Pero qué es exactamente una marca?

Si vemos el concepto de marca como un mensaje efímero, una pieza de comunicación, un logo vistoso, un folleto creativo o un website, es probable  que estemos cayendo en una confusión del lenguaje que incluso muchos responsables de marketing padecen. Pero que pasaría si en vez de utilizar la palabra “marca” utilizamos la palabra “reputación”, esto si nos toca más de cerca, ¿No? . Nuestra reputación nos preocupa.

La marca tiene que ver con la impresión que dejamos en el público al que nos dirigimos, recoge todos los aspectos que definen a una empresa, producto o servicio, aspectos físicos y abstractos: calidad, personalidad, tono de voz, logotipo, comunicación, etc…

Y por supuesto, luego la creatividad tiene mucho que ver en esto.


Desde luego muchas PyMEs dan una buena impresión la mayor parte del tiempo sin la idea de marca en mente. Pero ¿Cuanto más eficaces seríamos, si diéramos una buena impresión todo el tiempo y fuéramos inconfundibles y coherentes en quiénes somos y lo que representamos?

Lo curioso es que la mayoría de las PyMEs piensan en la creación de un logo atractivo y una comunicación rompedora y luego en la marca, es decir, en la personalidad, identidad y otros atributos descriptos.

Esto es como pretender jugar al tenis con smoking, en donde salvo que tu apellido sea Bond, no parece muy apropiado ¿Verdad?

Cuando seleccionamos a nuestros proveedores,  el personal, e incluso como nos vestimos y hablamos, estamos desarrollando marca. Porque estamos dotando de atributos diferenciadores al concepto de negocio para que tome ese lugar especial en la mente de nuestro público objetivo.

La planificación en branding es esencial para que este concepto sea homogéneo e inconfundible y no esté sujeto  al azar de quienes pasan por la puerta de nuestro negocio o nos encuentran por casualidad en la red (si es que nos encuentran, claro).

 

“Tu marca es lo que dicen de ti cuando no estas presente”

Jeff Bezon    Fundador de Amazon

Beneficios de una Marca.

La planificación y construcción de una marca sólida nos beneficiará de múltiples maneras:

– Nos dará notoriedad: Si logramos definirnos de una forma diferente respecto al tsunami de marcas en el mercado

– Diferenciará nuestro producto o servicio de la competencia.

– Los consumidores serán menos sensibles al precio.

– Atraeremos mejores profesionales, proveedores y partners que querrán trabajar con nosotros.

– Reduce el coste de comunicación y facilita su difusión.

– Desarrolla consumidores más leales.

– Incrementa el valor de la empresa.

– Genera confianza.

– Abre la puerta a futuros negocios o sub-marcas.

 

¿Y cuáles son los primos pasos?

– Define quien quieres ser:

Definir claramente la oferta y la demanda a la que se dirigirá en el mercado. Identificar como funciona exactamente tu negocio y definir lo que distingue a tu marca en el mercado. Definir los elementos básicos con una propuesta de valor única y asegurarnos de documentarlo claramente en nuestro plan de negocio para tener una plataforma sólida en la que sustentar nuestra comunicación y negocio.

– La consistencia es el cimiento de una marca.

Ser consistentes en todas las comunicaciones. Debemos integrar la marca en cada “célula” de la empresa. Desde el primer punto de contacto con el cliente, ya sea a través de una llamada telefónica; interacción con el  sitio web o un anuncio, asegurarnos  de que en todas las relaciones comerciales, la marca se está comunicando con un tono similar de voz y apariencia.

– Crear relaciones

Una marca comienza con una buena comunicación y aprovechar efectivamente las relaciones con socios, clientes, proveedores y potenciales clientes. Desarrollar e invertir en estas relaciones es la clave que favorecerá las  recomendaciones, las recompras- y una marca sostenible.

– Innovar constantemente

Todas las marcas de éxito están en constante evolución e innovación. Puede tomar años para construir una marca de éxito, pero la clave para ser un guardián efectivo de esa marca es revisar regularmente todos los elementos de la práctica empresarial y buscar la manera de mejorar e innovar en todas las formas en que la empresa hace negocios.

 

Esto puede ir desde la implementación de nuevas técnicas de comercialización; a una renovación de la identidad; a los nuevos métodos de investigación para asegurarse de que se está proporcionando exactamente lo que necesitan los clientes; a garantizar que se mantienen al día con los competidores y se está revisando el futuro para minimizar el riesgo.

La construcción de una marca es un proceso que no finaliza nunca, pero que tampoco comienza solo o por casualidad (en la mayoría de los casos), y si no tomas partido en el desarrollo y cuidado de la misma, la posición que buscas ocupar en la mente de tu consumidor, podrías ser usurpada por otra marca.

 

Foto: Ferand


Share

german gorriz

Actualmente, desde Barcelona, imparto formación y ayudo a empresas y profesionales a optimizar sus marcas, crear clientes embajadores a través de experiencias memorables, e impulsar las ventas utilizando estrategias de marketing y comunicación online & offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *